Spirulina Máxima Alimentos Esenciales para la Humanidad

Espirulina Maxima


Cultivo y Cosecha de La Espirulina

Espirulina de calidad, nuestro compromiso con la humanidad

Hoy en día encontramos en las tiendas naturistas de nuestro país una gran variedad de productos que ofrecen Espirulina que van desde los rebajados con alfalfa o harinas, hasta los que tienen un olor a pestilencia debido a la contaminación microbiológica. Resulta complicado encontrar Espirulina de alta calidad.

espirulina

Lo que ocurre es que este alimento ancestral requiere de cantidades importantes de nitrógeno y fósforo para su crecimiento. En algunos países alimentan los estanques de Spirulina con orina y otros desechos de diversos animales, ricos en estos minerales. Este procedimiento ocasiona que los microorganismos patógenos (causantes de enfermedades) presentes, se encapsulen permaneciendo en la Espirulina aun después de su cosecha. La mayor parte de la Espirulina procedente del gigante de oriente presenta cuentas microbiológicas altas, por lo que las empresas europeas de alta calidad se niegan a comprar esta Espirulina. Las empresas mexicanas que comercializan Espirulina no son tan cuidadosas con la calidad y se van más por el bajo precio, por lo que a nuestro país entra mucha Espirulina de China. Pero son tan altas las cuentas de microorganismos que esta Espirulina debe ser irradiada, procedimiento que afecta seriamente la calidad nutrimental del alimento.

Las microalgas en general tienen una capacidad importante para absorber todo lo que hay en los medios en los que crece. Por lo tanto resulta fundamental contar con un ecosistema puro para cultivar y cosechar Espirulina.

Quien se dedica a la producción industrial o en pequeña escala de microalgas para consumo humano, debe considerar que sus instalaciones se ubiquen lejos de cualquier actividad industrial, lejos de cualquier tipo de agricultura, así como lejos de carreteras de alta velocidad o de aeropuertos y obviamente no pueden estar ubicadas ni remotamente cerca de grandes o pequeñas ciudades, con pena de poner en riesgo la calidad del o los productos a obtener. Las fuentes de contaminación mencionadas anteriormente son reales y queda claro que cualquier tipo de agricultura atraerá vectores de diversos tipos que pueden o no ser combatidos con plaguicidas químicos, pero que en cualquier caso pueden ir a parar a los reactores o estanques de cultivo de las microalgas. La actividad industrial genera residuos que pueden también ser tóxicos para el medio ambiente y para un cultivo de Espirulina, así como lo son las actividades mineras (fundiciones, refinerías etc.) o las grandes carreteras y aeropuertos que generan una cantidad muy importante de residuos gaseosos que el viento puede arrastrar hasta los cultivos y contaminarlos.

espirulina

Por las razones anteriormente expuestas, hace 12 años de decidió instalar la planta de producción de Espirulina de Solarium Biotechnology & AEH en medio de una zona desértica, la cual está relativamente lejos de toda actividad que pueda significar algún tipo de contaminación. El agua que se utiliza se extrae de las profundidades de la tierra por medio de bombas en pozos profundos, esta agua es microbio-lógicamente estéril y físico-químicamente potable para el consumo humano directo, sin necesidad de tratamientos para potabilizarla (como ocurre con la inmensa mayoría de las aguas de consumo humano en el mundo). El clima desértico, muy caluroso durante el día y frío durante la noche presenta condiciones bastante extremas para la inmensa mayoría de los organismos, salvo para aquellos que como la Spirulina son capaces de aprovechar estas condiciones para desarrollarse intensivamente. La alta irradiación solar, promueve la absorción de dióxido de carbono desde al aire gracias al proceso de fotosíntesis, no es una cantidad despreciable de CO2, la que día a día es fijada por las microalgas en las 3,5 hectáreas de superficie fotosintéticamente activa, que posee la planta de Solarium Biotechnology & AEH.

Es así que nuestra granja de Espirulina, propiedad de la empresa mexicana Alimentos Esenciales para la Humanidad, se encuentra en uno de los lugares más puros del planeta Tierra: El desierto de Atacama, al norte de Chile. Estamos en el corazón de la Pampa del Tamarugal, un valle alimentado por las aguas que provienen del deshielo de la cordillera de los Andes, lo que eleva considerablemente la calidad de nuestros cultivos, certificados orgánicamente. Asimismo nuestro producto cuenta con la Certificación Kosher que se refiere a la pureza del alimento para el consumo humano.

La Espirulina es el alimento natural más completo de la Tierra, pero no se deje sorprender, abra bien los ojos y busque Spirulina de alta calidad. Le recomendamos poner atención en los siguientes puntos cunado vaya a consumir Espirulina:

  1. El etiquetado debe indicar la procedencia de la Espirulina. En especial la que viene de nuestra granja es de alta calidad y pureza.
  2. El aroma de Espirulina es sui géneris, pero nunca debe oler a pestilencia como sucede con algunas otras.
  3. El color característico del polvo o tabletas es verde-azulado intenso y uniforme. La Espirulina de baja calidad es de un tono café-verdoso.
  4. El polvo es muy fino y de textura suave. En ocasiones hemos detectado polvo con diversas texturas y con puntos de otros colores, lo que indica que la Espirulina ha sido rebajada.
  5. Al mezclar una pizca de Espirulina en un vaso con agua y dejarlo reposar, ésta se descompone en sus tres pigmentos básicos: naranja, verde y azul. Esto es un indicador de calidad y del alto contenido proteico de la Espirulina.
  6. El empaque debe ser tal que no permita el paso de luz, aire u otros contaminantes. Las bolsas laminadas son una de las mejores formas de mantener el producto en excelentes condiciones por largo tiempo.

Certificaciones:

Nuestra Espirulina es la única Espirulina de la cepa maxima certificado por el Instituto Phycotech en Estados Unidos. Esta cepa es la de mayor calidad nutrimental que existe. Las otras espirulinas son de la cepa platensis, la cual crece principalmente en África y contiene cantidades menores de muchos nutrimentos. Hoy en día, los seres humanos debemos estar muy alertas de la procedencia de los productos alimenticios que consumimos a diario.
La Espirulina de Alimentos Esenciales para la Humanidad nos permite disfrutar la más alta calidad en microalgas certificada.

Certificación Kosher por Supervisores en Alimentos

Certificación Orgánica por la USDA.

Certificación de cepa: Spirulina máxima.

Pasos del cultivo y de la cosecha de Espirulina:

  1. Manutención de cepas puras: se trata de una labor permanente de mantenimiento del material biológico que ha sido seleccionado desde el ambiente natural en que prolifera la Espirulina. El material biológico se mantiene en condiciones de aislamiento y condiciones controladas de laboratorio, en ningún caso se efectúa manipulación genética de los microorganismos, solo se reproducen las condiciones naturales, optimizando la pureza del ambiente líquido en que viven (medio de cultivo) para conseguir mejores índices de reproducción.

  2. Cultivos de laboratorio: es también un trabajo permanente en el cual se reproduce el material biológico seleccionado. Para esto se utilizan condiciones de cultivo de laboratorio controlado, en cuanto a luminosidad, temperatura e inyección de aire como medio para homogeneizar los cultivos en pequeños volúmenes (de 50 ml a 20 lt).

  3. Producción de inóculos: es una operación semi-continua, de cultivo de Espirulina en estanques (reactores de cultivo) cubiertos bajo plástico o invernadero. En esta etapa se reproduce el material que llega desde el laboratorio y consiste de dos etapas, cuyos volúmenes van desde los 250 lt hasta los 60 m3

  4. Cultivo en reactores de producción: es la operación de cultivo intensivo en grandes estanques o reactores de cultivo en los cuales se reproducen las condiciones ambientales en que crece naturalmente la Espirulina, optimizando la productividad mediante un sistema de agitación por ruedas de paletas, que generan un flujo de cultivo semejante a un río, lo que permite captar más eficientemente la energía solar.

  5. Cosecha: es una operación unitaria en la cual se separa la Espirulina de su medio de cultivo acuoso, el cual se recicla nuevamente a los reactores de cultivo. De esta operación se obtiene un pre-concentrado de Espirulina el cual se hace pasar a la siguiente operación.

  6. Lavado y concentración: en esta etapa se realizan dos operaciones con ayuda de un filtro de vacío, la primera es la concentración de la biomasa obtenida en la operación de cosecha e inmediatamente el lavado de esta biomasa para retirar sales del medio de cultivo que pudieran quedar adsorbidas en la biomasa de Espirulina.

  7. Homogenización de la biomasa: esta operación unitaria consiste exclusivamente en el acondicionamiento de la biomasa concentrada en la etapa anterior, para hacer posible su secado. La operación se desarrolla mediante una máquina artesanal que licua la pasta y la deja apta para pasar a la etapa siguiente, en solo 4 minutos de operación batch.

  8. Secado. La biomasa licuada obtenida en la operación anterior, se seca mediante un secado por atomización (spray-dried), que consiste en hacer que un lluvia de micropartículas del producto a secar, tome contacto con aire caliente, produciéndose una evaporación instantánea, que permite obtener un producto seco en cuestión de 2 a 3 segundos desde que se produce el contacto con el aire caliente en la cámara de secado. El spray-drier es una máquina del mismo tipo de las usadas para la leche en polvo, el huevo en polvo, el café soluble y otros alimentos en polvo que requieren secarse a una elevada temperatura por muy corto tiempo, en general el producto queda pasteurizado en esta operación.

  9. Acondicionamiento y empaque: es una operación que tiene dos fases, la primera es la recepción del producto que sale desde el secador (spray-drier) y la segunda es pesar la caja con 25 Kg y sellarla para luego almacenarla en la bodega correspondiente. Durante esta operación se toman muestras las cuales se conservan para mandar a hacer análisis en laboratorio independiente.

  10. Tableteado y encapsulado: son dos operaciones opcionales que se realizan para hacer más fácil la comercialización y consumo del producto y darle a este un valor agregado. El tableteado es una operación tradicional usada en farmacología al igual que el encapsulado. En ninguna de las dos operaciones se utilizan excipientes ni aditivos de ninguna naturaleza.

  11. Preparación de alimentos enriquecidos con Espirulina: después de hacer un análisis cuidadoso de los alimentos con los que la Espirulina combina desde el punto de vista organoléptico y nutrimental, se agrega el porcentaje determinado del polvo de la Espirulina en la etapa final de la producción del alimento elegido.

Gallery image Gallery image Gallery image Gallery image Gallery image Gallery image Gallery image

Durante el proceso de producción de Espirulina, en la planta de Solarium Biotechnology & AEH se usan sales minerales de calidad certificada, considerando que la Espirulina es un microorganismo fotoautotrófico, es decir, que realiza fotosíntesis en un ambiente líquido (tratamos de reproducir el medio ambiente natural) rico en sales minerales como carbonato y bicarbonato de sodio, nitrato de potasio natural, sal cruda y sulfatos de magnesio, hierro, zinc, cobre, potasio. En ninguna parte del proceso el producto recibe aditivos de ninguna especie.



Origen y Taxonomía de la Espirulina


En la extensa variedad de microalgas encontramos a las cianobacterias (o algas verde-azules), las cuales evolucionaron hace 3.5 mil millones de años. Nuestra atmósfera rica en oxígeno se debe, en gran medida, a los millones de años de actividad fotosintética realizada por las cianobacterias, lo que permitió evolucionar a otras especies dependientes de oxígeno, como la espirulina (Belay, 2008).

Desde 1989 se reconoce que todas las especies de espirulina forman parte del género Arthrospira, el cual a su vez pertenece a la clase Oscillatoriacea (Vonshak, 1997). Esta última mantiene un linaje muy antiguo con las cianobacterias. Paradójicamente la espirulina dejó de pertenecer al género que le daba su nombre: Spirulina.

spirulina

El término “Spirulina” se ha utlizado indistintamente para referirse principalmente a dos especies: A. platensis y A. maxima, las cuales son las que mayor importancia han tenido en la economía y en la industria de productos alimenticios, ya que han sido cultivadas, cosechadas y vendidas para elaborar una gran cantidad de productos a los que se les atribuyen propiedades nutritivas y de prevención para la salud (Ramírez et al., 2006).

Esta microalga, que ha sido utilizada en la antigüedad, tanto en África como en Mesoamérica, fue redescubierta en los años sesenta. Había sido un alimento popular en la época de la civilización azteca, en la que fue llamado tecuitlatl (Paniagua-Michel, Dujardin, Sironval 1993). Tanto en la naturaleza como en los cultivos a gran escala, las especies del género Arthrospira forman tricomas helicoidales que varían en su tamaño y en el grado de los espirales de sus giros (ver Figs. 1 y 2). Pudiéndose encontrar desde un número importante de giros hasta filamentos completamente rectos (Belay, 2008). Sus células cilíndricas tienen un ancho de 3 a 12µm. Sus tricomas o filamentos tienen un patrón de arreglo en forma de hélice abierta y llegan a medir de 100 a 200µm. Estas características dependen en gran medida de las condiciones ambientales y de las concentraciones de sales disueltas en las aguas donde se cultiva la espirulina. Se trata de un organismo unicelular y fotoautótrofo, que a pesar de ser unicelular, se agrupa formando los tricomas o filamentos mencionados anteriormente.

Realmente se trata de organismos procariotas (Margulis, Sagan 2002), que poseen una región central donde se localiza una sola molécula de ácido desoxirribonucleico (ADN) y una región periférica que contiene membranas tilacoidales. Otros componentes celulares son las inclusiones citoplasmáticas tales como los gránulos de glucógeno, de lípidos y de cianoficina. Estos últimos están formados por un polipéptido compuesto de dos aminoácidos (arginina y ácido aspártico), que funciona en la conversión del nitrógeno, lo que genera que la espirulina sea una fuente importante de proteína. En el citoplasma también se encuentran los carboxisomas o cuerpos poliédricos, donde está la RBP-carboxilasa, la principal enzima responsable de la fijación fotosintética de dióxido de carbono. La reproducción de la espirulina se lleva a cabo por fisión binaria transversal (2002).

Estas microalgas se mantienen sin problemas en aquellas zonas donde la fotosíntesis es óptima y la cantidad de nutrimentos es adecuada. Habitan y crecen en forma masiva en cuerpos de agua alcalinos (Ramírez et al., 2006).

Por último, es importante señalar que el nombre espirulina es y seguirá siendo un nombre comercial ya que muchas empresas han invertido cantidades considerables de dinero en la mercadotecnia de Arthrospira con el nombre registrado de espirulina (Belay, 2008).

Taxonomía: Clase: Cyanophyceae; Orden: nostocales; Familia: Oscillatoriaceae; Género: Spirulina o Arthrospira; especie, maxima, platensis, lonar, geltieri.

Mide: 5-10µm diámetro, 200-300µm longitud, con 5 o 6 torciones, filamentosa, helicoidal diámetro de la hélice 50-60 µm (Ciferri, 1983).


La Espirulina en la Historia De México


“Cuando aún era de noche, cuando aún no había día, cuando aún no había luz, se reunieron, se convocaron los dioses allá en Teotihuacan. Dijeron, hablaron entre sí: - “!Venid acá, oh dioses! ¿Quién tomará sobre sí, quién se hará cargo de que haya días, de que haya luz?” (Portilla, 1993, p. 15).

El tecuitlatl, un alimento ancestral mexicano.

espirulina

La altiplanicie central de México ha sido escenario de incontables formas de acción y vida humana, tierra de volcanes y lagos, de fértiles valles y llanuras desérticas. Los especialistas afirman que, juntos, los tiempos prehistóricos y la historia antigua del México central abarcan por lo menos diez mil años. Quienes vivieron en Mesoamérica, no ya sólo los aztecas, sino también sus vecinos texcocanos, tlaxcaltecas, y otros varios más, así como sus predecesores los toltecas, conservaron por medio de la tradición oral y de sus antiguos códices el recuerdo de su pasado (Portilla, 1993).

Las algas, especialmente las microalgas, han sido usadas como alimentos desde tiempos prehistóricos y todavía en la actualidad juegan un papel prominente en las tradiciones culinarias de muchos países, especialmente de Asia (Belay, 2008) y en menor medida en Latinoamérica (Ortiz de Montellano, 2003). La Cultura Maya de la Península de Yucatán vivía en un balance precario en medio de la selva, cuyas condiciones no eran adecuadas para la agricultura. El desarrollo de las granjas de microalgas en la época maya explica cómo una población de dos millones se logró sostener hacia el final del periodo Clásico (900 a. E.C.) a pesar de las condiciones adversas para la agricultura (Challem, 1981).

Además las tribus mayas, quienes se extendían desde Yucatán hasta Centroamérica, usaban microlagas en algunos alimentos como panes o sopas, como parte de su dieta diaria. Los mayas se referían a los alimentos con estas algas como combinaciones recomendables para una vida sana (Hills, 1978).

espirulina

Por su parte, la dieta de los aztecas , de quienes se tienen la mayoría de los registros acerca de los usos y costumbres de la espirulina, era completa y balanceada, tanto cuantitativa como cualitativamente, gracias a ciertos alimentos especiales como el llamado tecuitlatl . A pesar de haber permanecido en el olvido, hoy diversos autores sugieren que esta microalga fue uno de los alimentos más importantes que hizo posible el crecimiento de la población en el periodo azteca (Santeley, Rose 1982). El tecuitlatl, hoy conocido como espirulina (A. maxima) era un alimento agradable al paladar de los nativos del centro de México, que gustaba a la mayoría de los españoles que lo consumieron (Farrar, 1966).

El primer registro de la historia que se tiene acerca del consumo de espirulina como alimento para humanos proviene de Bernal Díaz del Castillo, uno de los acompañantes de las tropas de Hernán Cortés, quien reportó en 1521 que la espirulina era cosechada de las aguas del Lago de Texcoco, a la que secaban y vendían en el mercado de Tenochtitlán (Belay, 2008).

Sin embargo, tal como se comentó acerca de los mayas, se han encontrado referencias que hablan del consumo de espirulina aún antes de los tiempos en los que vivieron los aztecas (Furst, 1978).

En el presente trabajo se abordan principalmente los registros en los que se ha encontrado evidencia de que los aztecas consumían espirulina.

espirulina

Tenochtitlán, la capital de los aztecas, había sido construida en una isla dentro del Lago de Texcoco, cuyas aguas salobres no son aptas para el consumo humano. La isla estaba conectada al resto de las extensiones de Texcoco a través de tres calzadas elevadas. La parte más pequeña del lago mantenía un nivel más alto que el resto del mismo y estaba rodeada por calzadas elevadas lo que mantenía agua con una concentración elevada de sales minerales en este sitio, la cual no necesariamente era potable. Es precisamente esta agua de salmuera la que daba vida al tecuitlatl. El agua para consumo humano provenía de otros sitios ubicados a unos cuantos kilómetros y circulaba a través de un acueducto. El tamaño de esta ciudad asombró a Hernán Cortés y a sus acompañantes a su llegada en 1521. Sus estimados acerca de la población siempre fueron ridiculizadas como exageraciones; sin embargo, el reporte de Cortés de sesenta mil familias concuerda razonablemente con la estimación que más tarde realizaría Humboldt (1811). Desde una perspectiva conservadora, eran ciudades mucho más pobladas que las de Europa (Farrar, 1966).

De lo anterior, surge la interrogante acerca de cómo se alimentaba una población tan grande, que además transportaba la carga en las espaldas y en un país cuya agricultura y ganadería resultaban tan primitivas ante los ojos de los recién llegados españoles. Se conocen varias hipótesis, entre las que destacan las siguientes:

spirulina

En el lago habitaban peces, pero no se sabe de la existencia de animales domésticos, comestibles, y de buen tamaño. El alimento básico y de primera necesidad era el maíz; no obstante, las variedades que se cultivaban en aquella época no tenían altos rendimientos. De acuerdo con algunas de las descripciones de los conquistadores acerca de los utensilios de cerámica que se ofrecían a la venta en el gran mercado de Tenochtitlán, parece que el pueblo, si bien no moría de hambre, sí enfrentaban serias dificultades para obtener recursos alimenticios (Taylor, 1861). Vale la pena mencionar que la presión para cubrir estas necesidades básicas llevó, entre otras cosas, a la invención de las famosas chinampas, mejor conocidas como jardines flotantes (Coe, 1964).

Una de las hipótesis menos estudiadas, que vislumbra la posibilidad de entender la interrogante acerca de las formas de alimentación de los habitantes de Tenochtitlán es el hallazgo de uno de los alimentos peculiares de los aztecas, que encontraron los españoles. Fue esta sustancia de color verde y con tonos azulados llamada tecuitlatl, la que se recogía en el salobre Lago de Texcoco y se le vendía en los mercados. Se la comía con maíz o con una salsa hecha de una mezcla de chiles y tomates (Ortiz de Montellano, 2003).

Pocos autores hacen referencia acerca de los usos y costumbres del tecuitlatl, alimento ancestral mexicano. Prescott, al escribir en su famoso libro acerca de la Conquista de México señala, por lo menos en dos ocasiones, referencias breves acerca de un limo o cieno que se cosechaba de la superficie del lago y era consumido por los habitantes de Tenochtitlán (Presscott, 1866, p. p. 284 y 536).

Cabe señalar que Prescott se refería, como primera autoridad en la materia, al historiador y religioso mexicano del siglo XVIII Francisco Javier Clavijero, quien menciona más de una vez al tecuitlatl (Clavijero, 1807, p. 431):

“No satisfechos de alimentarse de cosas vivientes, ellos también comían una cierta sustancia, como el barro, que flota sobre las aguas del lago, y que secaban al Sol para preservarlo, y hacer uso de éste como queso, al que se parecía en sabor y en gusto. Ellos le daban a esta sustancia el nombre de Tecuitlatl o excremento de las piedras” (p. 431).
spirulina

No obstante, Clavijero es considerado como una fuente secundaria cuando uno se encuentra con las referencias del conquistador español y cronista de Indias Bernal Díaz del Castillo. Él fue uno de los primeros españoles en entrar a la gran Tenochtitlán. Sus memorias escritas durante los últimos días de su vida, marcadas por un lenguaje simple pero vigoroso, son un clásico de la literatura iberoamericana (Díaz del Castillo, 1955). En su amplia visión de vida y su experiencia de visitar los mercados de la época, Bernal Díaz deja espacio, aunque sea breve, para referirse a este limo o cieno:

“… pues pescadores y otros que vendían unos panecillos que hacen de una como lama que cogen de aquella gran laguna, que se cuaja y hacen panes de ello que tienen un sabor a manera de queso” (p. 279).

El México prehispánico: uso médico, ceremonial y cotidiano.

“Los aztecas según la tradición, vinieron hacia acá los últimos, desde la tierra de los chichimecas de las grandes llanuras” (Códice Matritense del real Palacio, 1906). Al hablar de la alimentación de la cultura de Anáhuac es necesario marcar la diferencia, que en la actualidad casi no se percibe, entre los alimentos cotidianos y los alimentos ceremoniales o festivos. Varios autores hacen referencia a siete alimentos básicos que formaban el universo nutrimental de los mexicas: maguey (metl), nopal (nopalli), chile (chilli), maíz (cintli), frijol (etl), calabaza (ayotl) y amaranto (huautli) (Quevedo, Leyva 2004).

espirulina

La espirulina (tecuitlatl), cuyo nombre en náhuatl hace referencia a aquello que se extrae de las rocas, “ha sido consumida en el Valle de México desde antes del comienzo del periodo colonial español” (Kamminga et al., 1955, p. 232) y tal vez, más que formar parte del grupo de alimentos que se consumían todos los días, se le asociaba con alimentos ceremoniales, por su uso especial en las festividades. Algunos autores relacionan esta microalga con alimentos de los dioses, por lo que se presume que el consumo del tecuitlatl estaba relacionado con ciertos rituales de la época. Otros se refieren a que también era consumido por mensajeros, guerreros y gobernantes quienes tenían exigencias mayores en su rendimiento.

Una búsqueda ardua entre otras Crónicas del siglo XVI, revela referencias al respecto. Hernán Cortés (1877, p. p. 22-24) en sus cartas dirigidas a la Corona Española no menciona este limo, excepto en una referencia que hace acerca de la recolección de sal de las orillas del lago en ciertas festividades, en la que se puede ubicar la costumbre de consumir el tecuitlatl en épocas especiales.

Resulta interesante comentar que Hernán Cortés, a su regreso, luego de los tiempos de la conquista y ya en su retiro en España, aportó diversos materiales que forman parte de los textos de un libro escrito por un eclesiástico e historiador español, quien destacó como cronista de la conquista española, a pesar de que nunca cruzó el Atlántico ni visitó el Nuevo Mundo: Francisco López de Gómara. Este humanista, se quedaba en casa de Hernán Cortés como capellán y escuchaba con atención todo lo que decían aquellos que por allí pasaban, para crear varios libros escritos de oídas y a gusto de su patrono (Guzmán, 1989).

Gómara, en su famoso texto La Historia General de las Indias y todo lo acaescido en ellas desde que se ganaron hasta agora y la Conquista de Mexico y de la Nueva España, escribe lo siguiente acerca del tecuitlatl:

“… y aun tierra; porque con redes de malla muy menuda abarren en cierto tiempo del ano una cosa molida que se cria sobre la agua de las lagunas de Méjico y se cuaja, que ni es yerba, ni tierra, sino como cieno. Hay de ello mucho y cogen mucho; y en eras, como quien hace sal, lo vacian, y allí se cuaja y seca. Hácenlo tortas como ladrillos, y no solo las venden en el mercado, mas llévanlas tambien á otros fuera de la ciudad y lejos. Comen esto como nosotros el queso, y así tiene un saborcillo de sal, que con chilimoli es sabroso. Y dicen que á este cebo vienen tantas aves á la laguna, que muchas veces por invierno la cubren por algunas partes” (López de Gomara, 1826, p. 348).

El tecuitlatl después de la conquista

espirulina

Fray Toribio de Benavente, misionero franciscano e historiador de la Nueva España, se caracterizó por ser uno de los defensores de los indígenas en los tiempos de la conquista. Mejor conocido como el mote de Motolinía (pobrecito o desdichado en náhuatl) vivió entre los mexicas por muchos años; conocía y hablaba su lengua y compartió sus costumbres, además de participar de sus ritos alimenticios. Sus memorias escritas aproximadamente en el año de 1541 parecen ser notas de un primer borrador de su famosa obra Historia General en la que su versión acerca de la preparación del tecuitlatl es más rica y detallada que la de Gómara:

“Críanse sobre el agua de la lagunas de México unos como limos muy molidos y á cierto tiempo del ano que están más cuajados, cógenlos los indios con unos redejoncillos de malla muy menuda, hasta que hinchen los acales ó barcos dellos, y á la ribera hacen sobre la tierra ó sobre arena unas eras muy llanas con su borde de dos ó tres brazas en largo y poco menos de ancho, y échanlos allí á secar; echan hasta que se hace una torta de gordor de dos dedos y en pocos dias se secar hasta quedar en gordor de un ducado escaso; y cortada aquella torta como ladrillos anchos, cómenlo mucho los indios y tienense buenos; anda esta mercaderia por todos los mercaderes de la tierra, como entre nosotros (el queso); los que son de la sala de los indios es bien sabroso, tiene un saborcillo de sal” (Toribio de Motolinia, 1903, p. 327).
espirulina

Otro gran autor, cuyos textos son considerados entre los documentos más valiosos para la reconstrucción de la historia del México antiguo antes de la llegada de los conquistadores españoles, es el fraile franciscano Bernardino de Sahagún. Él conocía de cerca de los nativos, tanto así que su obra Historia Universal, en la que trata acerca de religiones y costumbres sociales, fue escrita por primera vez en náhuatl cerca del año 1550. La versión en español fue publicada 30 años más tarde y sólo se publicó hasta 1830. Su contribución acerca del tecuitlatl a pesar de ser breve no deja de ser interesante:

“Hay unas urrosas que se crian sobre el agua que se llaman tecuitlatl; son de color azul claro; despues hacen unas tortas de ello, y tostadas las comen” (Sahagún, 1831, p. 351).

El tecuitlatl en la Época Colonial.

espirulina

En la época de la colonia, una de las más reconocidas autoridades fue la del naturalista Francisco Hernández, quien fue enviado por el Consejo de Indias para reportar acerca de la flora, la fauna y los minerales de la Nueva España y su posible explotación económica. Estos reportes fueron compilados entre 1570 y 1577, pero los manuscritos fueron extraviados y no se logró una publicación razonable sino hasta 1790 (Farrar, 1966).

En aquellos textos no se menciona el tecuitlatl, pero existe un compendio de las notas no publicadas en el que sí menciona el cieno en un capítulo que aparece bajo el título de minerales. Las notas se mantienen en manuscritos en español (Barreiros, 1929):

“Brota el tecuitlatl, que es muy parecido al limo, en algunos sitios del vaso del lago mexicano, y gana al punto la superficie de las aguas de donde se saca o se barre con redes o se apila con palas. Una vez extraído y secado un poco al sol y sobre yerbas frescas hasta que se seca perfectamente, y se guarda luego como el queso por un año. Se come cuando es necesario con maíz tostado o con las comunes tortillas de los indios. Cada venero de este limo tiene su dueño particular, a quien rinde a veces una ganancia de mil escudos de oro anuales. Tiene sabor de queso y así lo llaman los españoles, pero menos agradable y con cierto olor a cieno; cuando reciente es azul o verde; ya viejo es color de limo verde tirando a negro, comestible sólo en muy pequeña cantidad, y esto en vez de sal o condimento del maíz. En cuanto a las tortillas que se hacen de él, son alimento malo y rústico, de lo cual es buena prueba el hecho de que los españoles, que nada desaprovechan de lo que sirve al regalo del paladar, sobre todo en estas tierras, jamás han llegado a comerlas” (Ortiz de Montellano, 2003, p. 130).
espirulina

Los españoles estaban confundidos evidentemente acerca de cuál debía ser la categoría más adecuada del tecuitlatl; no podían identificarla como planta (al no tener microscopios), a pesar de que se multiplicaba y más bien la dejaban en el campo de los minerales, pues en esa época se mantenía la creencia de que lo minerales procreaban también (Farrar, 1966).

A pesar de la invasión europea, la alimentación precolombina trascendió a nuestros días. Esta alimentación pertenece a una de las cuatro culturas consideradas como base de la humanidad, la sumeria, la egipcia, la china y la anahuáca. La unidad agrícola conocida como milpa generó a los siete guerreros de la alimentación, mencionados anteriormente junto con una extensa variedad de alimentos nutritivos como las verdolagas, los quelites, el cilantro, las pipizcas, los pápalos, los hongos de temporada y demás vegetales que, hasta nuestros días, forman parte de nuestra tradición y cultura. Los cronistas y relatores españoles fueron cautivados por la exquisitez de los manjares de la época y por la abundancia de productos, para ellos exóticos, que se ofrecían en los mercados (Quevedo et al., 2004).

espirulina

Resulta interesante conocer lo que sucedió durante la época de la colonia con los usos y las costumbres del tecuitlatl, que con el paso del tiempo se usaba cada vez menos. La población nativa diezmó a causa de brotes repetidos de viruela, con lo que en aquellos primeros años de la ocupación española, en los que reinaba la confusión, milenarias tradiciones se perdieron (Farrar, 1966).

En cierto momento desconocido, probablemente cerca del año 1550, la práctica de cosechar y preparar el tecuitlatl tuvo que haber terminado; al punto que otros relatores de Indias como Acosta (1880), quien estuvo en México durante los años 1586 y 1587 ya no menciona al tecuitlatl.

Es así que los registros en la historia de este alimento ancestral se fueron perdiendo. Thomas Gage (1928), un general británico y fraile dominico que se convirtió en un predicador puritano, hace comentarios del tecuitlatl que parecen indicar que éste se seguía usando durante su estadía en México en los años 1625 y 1626. No obstante, al hacer una evaluación más profunda de sus escritos se puede demostrar que más bien son un plagio de los textos de Gómara.

Friedrich Heinrich Alexander, el Barón de Humboldt (1811), naturalista y explorador prusiano, no menciona en sus escritos al tecuitlatl. Sin embargo, esto puede deberse a que para los primeros años del siglo XIX, el desagüe del lago estaba ya muy avanzado y éste tan sólo ocupaba una fracción de lo que solía ser en los tiempos de la conquista (Farrar, 1966).

Después de la conquista y de acuerdo a las referencias y a los datos de la época, para los aztecas el tecuitlatl, a pesar de haber sido consumido antes y durante la conquista y sin efectos secundarios repo

espirulina
rtados, empezó a caer en el olvido (1966).

La explicación acerca de qué ocurrió con el tecuitlatl, después de la conquista, aún permanece en el misterio. Parece que el sabor fuerte y característico del tecuitlatl no fue la causa de su desaparición como alimento durante la colonia, ya que en casi todas las referencias se menciona que el sabor era agradable al paladar y se le compara con el queso que se comía en España.

Los informes del uso del tecuitlatl fueron disminuyendo con el tiempo, a medida que los lagos se desecaban y menguaba su importancia, y la identidad de la sustancia nutritiva se perdió con el transcurrir del tiempo.

Por otro lado se sabe, de acuerdo a algunos escritos y reportes provenientes de la expedición belga Saharán, que los africanos, en las cercanías del Lago Chad, también tenían el hábito del consumo de esta microalga verde-azulada, cuya especie hoy se sabe que es Arthrospira platenses (Leonard, 1966). Es así que la clave para su identificación no vino de México, sino de un científico belga, Jean Leonard (1966), quien descubrió que unas tortas azules llamadas dihe, que comen los pueblos de las orillas del lago Chad , en el centro del África Occidental, estaban compuestas de la misma sustancia de algas que eran recogidas de la superficie del lago, secadas al sol en forma de panes, para luego comerlas con una salsa de tomates (es importante notar la semejanza con la descripción de Motolinía). Y lo más curioso es que, parece que todos estos ingredientes se introdujeron en Chad después de la conquista de México (Ortiz de Montellano, 2003).

Los naturalistas citan el tecuitlatl hasta el siglo XVI, pero no más tarde. Probablemente, su uso desapareció poco después de la llegada de los conquistadores, que desecaron los grandes lagos del valle de México para establecerse en los terrenos así ganados (Henrikson, 1994).

De tecuitlatl a espirulina, su redescubrimiento y uso en la actualidad.

espirulina

Hasta los años sesenta predominaba un escaso conocimiento acerca de las propiedades terapéuticas y nutrimentales de la espirulina, y en la mayoría de los hogares mexicanos se había dejado de consumir. Sin embargo, parece que siempre permaneció un vago recuerdo en la memoria colectiva de los mexicanos, lo que ha impedido que se olvide por completo. La disminución notable en el consumo de la microalga puede deberse a que se dejó de cosechar de la superficie del lago de Texcoco. El crecimiento desordenado y acelerado de la zona metropolitana ha afectado seriamente la ecología de este ecosistema natural en el que la microlaga creció desde tiempos inmemoriales.

La espirulina se convirtió, con el transcurrir de los años, en un alimento poco conocido y casi olvidado. Inclusive, durante mucho tiempo, en la Colonia, resultó imposible identificar el crecimiento de esta alga en las aguas del lago de Texcoco. Los esquemas del desagüe del lago de 1607 a 1789 y precisamente los de 1885 a 1900 fueron seguidos de una gran expansión demográfica que alteraron radicalmente las tierras del ecosistema del Valle de México. Es así que el desuso del tecuitlatl pudo haber sido la consecuencia de la propia contaminación del lugar que ya no garantizaba la pureza del alimento (Farrar, 1966).

A pesar de su desaparición, casi por completo, hubo un hecho que propició el reencuentro con la microalga, el cual se detalla a continuación:

espirulina

Fue hasta 1967 que se volvió a poner atención en la microalga, cuando en los tanques de evaporación de la industria Sosa Texcoco S.A. se observó que una especie desconocida de color verde-azul crecía, en la superficie, en grandes cantidades (Ramírez et al., 2006).

Irónicamente, el renacimiento de las granjas de cosecha de espirulina en el lago de Texcoco se produjo por un curioso accidente. Desde 1943 se formó la empresa Sosa Texcoco para extraer carbonato de sodio de las aguas alcalinas del lago. Una espesa capa, cuyo crecimiento era desconocido para sus acuicultores, cubría de verde-azulado la superficie de los estanques del lago (Challem, 1981). Sin saberlo la compañía, los estanques de destilación que ellos habían construido para ese propósito, sirvieron después para replicar las condiciones del crecimiento óptimo de la nativa espirulina. La empresa mexicana Sosa Texcoco S.A., a finales de los años sesenta, identificó una especie de alga verde-azul, no reconocida que crecía en el evaporador, mejor conocido como el caracol, en el lago de Texcoco, cuya ubicación se puede observar en los mapas (Cruickshank, 1998, p. 29 p. 121) en el Anexo I. Este hallazgo, que pronto se convirtió en una molestia, fue reportado en su momento al Instituto Francés del Petróleo , entidad que brindaba asistencia tecnológica a Sosa Texcoco. Después de un intenso intercambio de información, el Instituto informó a Sosa Texcoco que se trataba de un alimento ancestral, mismo que había sido identificado por el investigador belga Jean Leonard, mencionado anteriormente. Este alimento era consumido por la tribu de los Kanaembous en el norte de África. Esto motivó a ambas entidades a llevar a cabo estudios y experimentos encaminados al aprovechamiento del tecuitlatl, el cual fue identificado oficialmente como Spirulina maxima (ahora Arthrospira maxima). Como producto de estas investigaciones instalaron una planta de procesamiento en las orillas del Caracol del lago de Texcoco con una producción cercana a las 500 toneladas de espirulina seca al año (Sasson, 1997).

espirulina

Sosa Texcoco S.A. se convirtió en una empresa que producía sales y alga espirulina. La empresa se ubicaba en el municipio de Ecatepec en el Estado de México, cerca de la colonia Jardines de Morelos. Esta empresa llegó a emplear hasta dos mil trabajadores.

A pesar de los esfuerzos de Sosa Texcoco en la comunicación de las propiedades nutrimentales y curativas de la microalga y al tratar de mezclar la espirulina con otros alimentos populares para introducirla en los desayunos escolares del DIF, no hubo el tiempo necesario para difundir con éxito estas propiedades, debido al cierre inesperado de la empresa. Uno de los intentos más famosos consistió en la elaboración de una receta que combinaba donas de chocolate con espirulina, las cuales no terminaron de satisfacer las necesidades gustativas del paladar de los niños mexicanos. Además, al hornear las donas, se ignoró el hecho de que muchos de los nutrimentos de la espirulina se deterioran con el calentamiento a altas temperaturas. No obstante, el factor más importante que afectó en las incipientes estrategias de comunicación de la espirulina en Sosa Texcoco fue el estallido de la famosa huelga, que ocasionó el cierre definitivo de la empresa, unos años más tarde (1997).

espirulina

El día 23 de septiembre de 1993 estalló la huelga que duró varios años y, cuyo fallo, al final fue a favor de los trabajadores. La empresa permanecía en quiebra por lo que no pudo reabrir sus puertas y hasta el día de hoy permanece cerrada. Han habido diversos planes para las 800 hectáreas cuadradas que conformaban la propiedad de la empresa; desde la construcción del Aeropuerto Internacional de la ciudad de México, hasta diversos proyectos para la construcción de escuelas y bibliotecas. Sin embargo, la empresa se privatizó y sus terrenos han sido ocupados por grandes empresas constructoras, como la que se encargó de la construcción de la zona habitacional conocida como Las Américas (Mexican Labor News, 1999).

Sosa Texcoco era la empresa más importante del mundo en lo que se refiere a producción de microalgas. Su desaparición afectó severamente a la comercialización y comunicación de este alimento. Con el cierre de Sosa Texcoco, las empresas que se dedicaban a comercializar la espirulina se vieron en la necesidad de importarla de otros países lo que influyó, con el paso del tiempo, en la escasez del producto, ya que cada vez menos empresas tenían disponible este alimento ancestral.

Por segunda ocasión en la historia de este alimento en México, la espirulina se enfrentaba a la indeseable posibilidad de permanecer en el olvido.

No es sólo que se dejó de comunicar, más bien la microalga en México se dejó de consumir. No había espirulina, ni granjas que la produjeran, ni empresas que la vendieran. Aquel que deseaba adquirir la espirulina en México debía importarla de otros países. Algunos consumidores frecuentes de la espirulina de Sosa Texcoco acudían con frecuencia a sus instalaciones con el objeto de conseguir el alimento para su consumo personal. La empresa estaba en huelga y el acceso a las instalaciones era cada vez más restringido. Sin embargo, luego de hacer amistad con el personal de la empresa, lograron conseguir la espirulina que se había quedado en forma de polvo seco, en las bodegas. Esta espirulina no era de la mejor calidad y se terminó, al cabo de unos meses. No había más producto disponible en México. La escasez ocasionó que un grupo de investigadores y empresarios mexicanos, consumidores asiduos de este alimento se interesaran en el cultivo y la cosecha. Este evento marcó el comienzo de un proyecto que forma parte de uno de los esfuerzos más importantes para rescatar la producción, comercialización y difusión de la espirulina. Es importante señalar que estos investigadores y empresarios han participado en diversos proyectos con el Gobierno para tratar de rescatar la producción de este alimento ancestral en nuestro país. No obstante, debido a la contaminación ambiental de la zona del lago de Texcoco y al crecimiento indiscriminado de la ciudad de México. Actualmente este grupo emprendedor cultiva y cosecha la espirulina en uno de los ecosistemas más puros del planeta, el desierto de Atacama, al norte de Chile (Honorable Cámara de Diputados, 2004).



La Espirulina Como Alimento y sus Propiedades Nutrimentales


“La cantidad de proteína que contiene esta alga es extraordinariamente alta y es un magnífico alimento en términos de su valor nutrimental. En comparación con la clorela, la espirulina tiene un contenido mucho más alto en proteína. De hecho, setenta por ciento de su masa en peso seco es proteína de alta calidad” (Hills, 1981).

Espirulina, el alimento más antiguo del futuro.

La espirulina es un alga verde-azul considerada por Adams (2005) como uno de los alimentos más sorprendentes en la actualidad, por sus propiedades nutrimentales y por sus usos terapéuticos. Esta microalga, que crece en lagos de agua fresca y salobre, es una de las formas de vida más simples y primitivas que existen. Su presencia en la Tierra es anterior a la de cualquier vegetal o animal que conocemos. Contiene una gran variedad de nutrimentos que van desde vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, aminoácidos, hidratos de carbono, ácidos nucleicos, antioxidantes, hasta diversos tipos de pigmentos y fito-químicos de valor significativo para la nutrición y la salud del ser humano (Tietze, 1999).

espirulina

“No contiene azúcares refinados, grasas saturadas, ni colesterol. Es una fuente rica en proteínas de alta digestibilidad, contiene altos niveles de las vitaminas del complejo B y es un alimento rico en mucopolisacáridos” (Michka, 1992, p. 126).

En la espirulina encontramos cerca del 95% de los nutrimentos considerados indispensables en la nutrición humana, lo que la convierte en un alimento ideal para el ser humano.

Las microalgas, aunque se usaron el la antigüedad, son relativamente nuevas fuentes de nutrición, cuyo uso va en aumento en el extenso y confuso campo de la alimentación que ha abierto la civilización industrial. No obstante, éstas han sido usadas por diversos pueblos y culturas de América Latina y África. Su consumo tiende a aumentar significativamente, en todo el planeta, ante la crisis de alimentos que ya comenzamos a enfrentar (Pitchford, 2004). La espirulina además de ser considerada como un superalimento ayuda en la prevención y en el tratamiento de diversas enfermedades. Asimismo, para muchos gobiernos, es la llave para resolver la malnutrición global que afecta a nuestro mundo (Adams, 2005).

Dado que la seguridad de la espirulina como alimento ha sido demostrada científicamente para consumo humano y animal en diversos estudios, todo tipo de investigaciones en aspectos terapéuticos y nutrimentales de la espirulina se pueden llevar a cabo sin ningún tipo de riesgo (Chamorro, Barrón, Vázquez 2008).

Composición nutrimental de la espirulina.

La espirulina ha llamado la atención de investigadores y expertos en alimentación humana por su alto contenido de macro y micro-nutrimentos (Morales del León, Babinsky, Bourges, Camacho 2000).

“Los análisis realizados sobre la composición bioquímica del género Arthrospira revelan un alto contenido de proteínas, vitaminas, ácidos grasos, minerales, carbohidratos, ácidos nucleicos y pigmentos” (Cohen, 1997, p. 176), tal como se puede observar en las tablas 2 y 3:


Tabla 2: Composición bioquímica de A maxima

COMPOSICIÓN QUÍMICA VALORES MÍNIMOS VALORES MÁXIMOS
Lípidos 6% 7%
Carbohidratos 13% 16.50%
Proteína cruda (% N x 6.25) 60% 71%
Humedad 4% 7.00%
Cenizas 6.4% 0.90%
Fibra cruda 0.1% 9.00%
Clorofila A 6.10g/kg 7.60g/kg

Composición bioquímica de nutrimentos de la espirulina, con sus valores mínimos y máximos.

En todos los análisis bioquímicos de la composición nutrimental de la espirulina se presentan diferencias en los valores de cada sustancia medida y de cada muestra. Esto se debe especialmente a que la espirulina es un alimento natural, por lo que puede variar, de acuerdo a la estación del año y a las condiciones locales (origen, tipo de cepa, calidad del cultivo y medio ambiente), en los contenidos reportados de sus nutrimentos (Hills, 1981).


Tabla 3: Composición bioquímica de A maxima (Torres-Duran, Paredes-Carbajal, Mascher, Zamora-González, Díaz-Zagoya 2006, p. 480).

Composición bioquímica de nutrimentos de la espirulina, con sus valores mínimos y máximos.

COMPOSICIÓN QUÍMICA VALORES MÍNIMOS VALORES MÁXIMOS VALOR NUTRIMENTAL PROMEDIO
Humedad 4% 7.00% Lisina disponible 85%
Cenizas 6.4% 9.00% Formas nitrogenadas 1.99%
Fibra cruda 0.1% 0.90% Digestibilidad 84%
Xantofilas 1.40g/kg 1.80g/kg ÁCIDOS NUCLEICOS
Carotenos 1.50g/kg 1.90g/kg Ácido ribonucléico (ARN) 3.50%
Clorofila A 6.10g/kg 7.60g/kg RNA = N X 2.18
Lípidos 6% 7% Ácido Desoxirribonucléico (ADN) 1%
Esteroles 100g/kg 325g/kg DNA = N X 2.63
Carbohidratos 13% 16.50% CAROTENOIDES
Nitrógeno orgánico 10.85% 13.35% Alfa Caroteno trazas
Nitrógeno proteico 9.60% 11.36% Beta Caroteno 1,700 mg/kg
Proteína cruda (% N x 6.25) 60% 71% XANTÓFILAS
MINERALES (cenizas y humedad) Cryptoxantina 556 mg/kg
Calcio (Ca) 1,045 mg/kg 1,315 mg/kg Equinenona 439 mg/kg
Fósforo (P) 7,617 mg/kg 8,942 mg/kg Zeaxantina 316 mg/kg
Hierro (Fe) 475 mg/kg 580 mg/kg Luten y Euglenanona 289 mg/kg
Sodio (Na) 275 mg/kg 412 mg/kg CARBOHIDRATOS
Cloro (Cl) 4,000 mg/kg 4,400 mg/kg Ramnosa 9.0%
Magnesio (Mg) 1,410 mg/kg 1,915 mg/kg Glucano 1.5%
Manganeso (Mn) 18 mg/kg 25 mg/kg Fosforilados 2.5%
Zinc (Zn) 27 mg/kg 39 mg/kg Glucosamina y Ácido Murámico 2.0%
Potasio (K) 13,305 mg/kg 15,400 mg/kg Glucógeno 0.5%
Otros 36,000 mg/kg 57,000 mg/kg Otros 0.5%
ESTEROLES VITAMINAS
Colesterol 60 mg/kg 196 mg/kg Biotina (H) 0.4 mg/kg
Sitosterol 30 mg/kg 97 mg/kg Cianocobalamina (B12) 2 mg/kg
Otros 10 mg/kg 32 mg/kg d-Ca-Pantohenato (B5) 11 mg/kg
LÍPIDOS Ácido Fólico 0.5 mg/kg
Ácidos grasos 4.9% 5.7% Inositol 350 mg/kg
Laúrico (C12) 180 mg/kg 229 mg/kg Ácido Nicotínico (PP) 118 mg/kg
Mirístico (C14) 520 mg/kg 644 mg/kg Piridoxina (B6) 3 mg/kg
Palmítico (C16) 16,500 mg/kg 21,141 mg/kg Riboflavina (B2) 40 mg/kg
Palmitoleico (C16) 1,490 mg/kg 2,035 mg/kg Tiiamina (B1) 55 mg/kg
Palmitolinoleico (C16) 1,750 mg/kg 2,565 mg/kg Tocoferol ( E ) 190 mg/kg
Heptadecanoico (C17) 90 mg/kg 142 mg/kg AMINOÁCIDOS INDISPENSABLES Patrón FAO (1927)
Esteárico (C18) Trazas 353 mg/kg Isoleucina 4.13% 4.2%
Oleico (C18) 1,970 mg/kg 3,009 mg/kg Leucina 5.58% 4.8%
Linoleico (C18) 10,920 mg/kg 13,784 mg/kg Lisina 4.00% 4.2%
Gama Linolénico (C18) 8,750 mg/kg 11,970 mg/kg Metionina 2.17% 2.2%
Alfa Linolénico (C18) 390 mg/kg 427 mg/kg Fenilalanina 3.95% 2.8%
Otros 450 mg/kg 699 mg/kg Treonina 4.17% 2.8%
Insaponificables 1.1% 1.3% Triptófano 1.13% 1.4%
Esteroles 100 mg/kg 325 mg/kg Valina 6.00% 4.2%
Alcohóles Triterpenos 500 mg/kg 800 mg/kg AMINOÁCIDOS NO INDISPENSABLES
Caratenoides 2,900 mg/kg 4,000 mg/kg Alanina 5.82%
Chlorofila A 6,100 mg/kg 7,600 mg/kg Arginina 5.98%
3-4 Benzopireno 2.6 mg/kg 3.6 mg/kg Ácido Aspártico 6.43%
Otros 150 mg/kg 150 mg/kg Cisteína 0.67%
VALOR NUTRIMENTAL Ácido Glutámico 8.94%
Relación Eficiencia Proteica (PER) 2.2 2.6 Glicina 3.46%
(74-87% de la Caseína) Histidina 1.08%
Utilización Neta Proteica (NPU) 53% 61% Prolina 2.97%
(85-92%) de la Caseína) Serina 4.00%
Ficocianina 16% 20% Tirosina 4.60%
espirulina

% en base al peso seco de la biomasa (Sasson, 1997, pp. 11-31), (Morales de León eta al., 2000).

Aspectos nutrimentales de la Espirulina:

  • Proteína compuesta de cadenas cortas de aminoácidos indispensables y no indispensables, lo que la convierte en una proteína completa y fácil de digerir.
  • Casi todas las vitaminas. Es considerada como la fuente natural más rica en tocoferoles, además contiene todo el complejo B y betacaroteno como precursor de vitamina A.
  • Minerales y oligoelementos, como el calcio, magnesio, fósforo, potasio, sodio, hierro, zinc, selenio, molibdeno y cromo, entre otros.
  • Ácidos grasos esenciales y ácido gamalinolénico, este último sólo presente en la leche materna y en la espirulina.
  • Carbohidratos de fácil absorción, como la glucosa y la ramnosa.
  • Antioxidantes, entre los que destacan la ficocianina, el betacaroteno y los tocoferoles.

Un alimento único en su tipo:

espirulina
  • Es de origen natural, crece en la superficie de lagos salobres ubicados en desiertos muy áridos caracterizados por su clima extremoso. La espirulina se cultiva a partir de inóculos, con los que se mantiene el cuidado y la pureza de la cepa y se cosecha a través de mallas filtrantes y procesos de secado.
  • Es un alimento concentrado por su contenido de macro y micronutrimentos los cuales pueden llegar a superar o a igualar a las recomendaciones diarias establecidas.
  • Es uno de los alimentos más compactos ya que bastan raciones de 2 a 5 gramos por día para proporcionar, al ser humano, sus beneficios nutrimentales y sus efectos terapéuticos.
  • Es un alimento ligero. Presenta un alto coeficiente de asimilación y digestión el cual supera el 95%.

Alto aporte nutrimental con bajo aporte calórico:

espirulina

La espirulina es un alimento altamente nutritivo, pero de bajo contenido calórico. Sólo tiene19 kcal en cada 5 gramos. En la tabla 4 podemos observar algunos comparativos interesantes acerca de los contenidos de cada nutrimento presente en la espirulina con otros alimentos de uso frecuente (SpiralSpring, 2005):

Tabla 4: Comparativos de la espirulina con otros alimentos


Tiene 1.26 veces más calcio que el queso. Pero, sin colesterol.
Tiene 4.15 veces mas calcio que la soya.
Tiene 8.40 veces más calcio que la leche fresca. Pero, sin colesterol.
Tiene 22 veces más hierro que el hígado de res.
Tiene 32 veces más hierro que el frijol negro.
Tiene 34 veces más hierro que las espinacas.
Tiene 1.65 veces más proteínas que la soya.
Tiene 2.47 veces más proteínas que la leche entera en polvo. Pero, sin colesterol.
Tiene 2.70 veces más proteínas que el filete de res.
Tiene 2.99 veces más proteína que los frijoles, ambos sin colesterol.
Tiene 3.25 veces más proteínas que el hígado. Pero, sin colesterol.
Tiene 1.60 veces más betacaroteneo que el hígado de res.
Tiene 15.2 veces más betacaroteno que los duraznos.
Tiene 21.0 veces más betacaroteno que las zanahorias.
Tiene 3.9 veces más Vit.B1 que la carne de puerco.
Tiene 1.6 veces más Vit.B1 que los piñones.
Tiene 13.4 veces más Vit.B1 que el hígado de res.
Tiene 1.4 veces más Vit.B2 que el hígado de res.
Tiene 3.3 veces más Vit.B2 que la leche entera en polvo.
Tiene 10.2 veces más Vit.B2 que los champiñones.
Tiene 21 veces más Vit.B2 que el filete de res.
Tiene 1.2 veces más Vit.B3 que el atún en aceite.
Tiene 1.5 veces mas Vit.B3 que la pechuga de pollo con piel.
Tiene 2.5 veces más Vit.B3 que el filete de res.
Tiene 1.3 veces más Vit.B6 que el plátano.
Tiene 3 veces más Vit.B6 que la papa.
Tiene 3.4 veces más Vit.B6 que el filete de res.
Tiene 5.7 veces más Vit.B6 que la sandía.
Tiene 3.2 veces más Vit.B12 que el huevo.
Tiene 7.8 veces más Vit.B12 que la leche entera en polvo.

La Espirulina y la leche materna.

espirulina

Al analizar la tabla nutrimental de la espirulina se ha encontrado una similitud significativa, en calidad y cantidad, cuando se le compara con la tabla nutrimental de la leche materna. En diversos países como Cuba y Venezuela, la espirulina se ha convertido en el primer alimento natural que se recomienda dar a los bebés después de la lactancia. En la tabla 5 podemos observar el comparativo de nutrimentos presentes en 10g de espirulina contra los presentes en 100g de leche materna (Sociedad Española de Hipertensión, 2005).


Tabla 5: Comparativo nutrimental de la espirulina y la leche materna

Nutrimento Espirulina Aporte por 10g Leche materna aporte por 100g
Energía (kcal) 39 68,4
Proteína (g) 5,8 1,15
Hidratos de carbono (g) 2,3 7
Fibra (g) 0,36 0
Grasa total (g) 0,72 4,03
Ácidos grasos saturados (g) 0,26 2,031
Ácidos grasos monosat (g) 0,067 1,5
Ácidos grasos polisat (g) 0,285 0,435
Colesterol (mg) 0 25
Alcohol (g) 0 0
Agua (g) 0,4 87,8
Calcio (mg) 12 29
Hierro (mg) 2,8 0,058
Yodo (µg) 0 5,1
Magnesio (mg) 19,5 3,2
Zinc (mg) 0,2 0,134
Selenio ( µg) 0,72 3,3
Sodio (mg) 104 13
Potasio (mg) 136 47
Fósforo (mg) 11 15
Vit . B1, Tiamina (mg) 0,23 0,015
Vit . B2, Riboflavina (mg) 0,36 0,038
Eq. Niacina (mg) 2,8 0,517
Vit . B6, Piridoxina (mg) 0,036 0,014
Ácido fólico ( µg) 9 8
Vit . B12, Cobalamina (mg) 0,025 0,05
Vit . C, Ac. Ascórbico (mg) 0 6,5
Retinol (µ g) 57 69,5
Caroteno b-caroteno ( µg) 342 300
Vitamina D ( µg) 0 0,07
Vit . E, Tocoferoles (µg) 0,5 0,27

espirulina

Potencial de la espirulina como un alimento altamente nutritivo.

“La ciencia nos puede decir la mejor manera de salvar a los habitantes de un país azotado por una hambruna, la sequía o una epidemia, cuáles son los alimentos adecuados, la forma de evitar la deshidratación o las medidas necesarias para frenar los contagios. Pero, la decisión de ir en su ayuda no es científica, sino ética” (Fernández-Rañada, 2003, p. 129).

Se han llevado a cabo diversos estudios acerca de las propiedades de la espirulina para combatir la desnutrición y la malnutrición infantil, pues esta última constituye un problema de salud pública, cuya presencia se da principalmente en los países que están en vías de desarrollo (Simpore, Kabore, Zongo 2006).

espirulina

La deficiencia de hierro en nuestros días es uno de los problemas de nutrición más importantes en el mundo. Ésta puede ser causada no sólo por una alimentación deficiente en hierro, sino por una pobre biodisponibilidad y baja asimilación del hierro que proviene de la dieta. La fortificación de alimentos con hierro, así como el uso de suplementos con altas dosis de hierro tiende a reducir significativamente la deficiencia. Al comparar la biodisponibilidad del hierro de la espirulina con el de la carne, la levadura, la harina de trigo y los preparados de sulfato ferroso, agregando ácido ascórbico como referencia se ha encontrado una formación del compuesto ferritina 27% más alta proveniente de las dietas con espirulina. Lo anterior permite recomendar a la espirulina como una fuente adecuada de hierro con alta biodisponibilidad para el ser humano (Puyfoulhoux, Rouanet, Besancon, Baroux, Baccou 2001).

Los resultados de estudios realizados principalmente en África, para determinar el impacto de la espirulina en el status nutrimental de niños con malnutrición indican que las dietas con espirulina y otros cereales pueden corregir la pérdida de peso en un plazo más corto de tiempo comparado con otros alimentos. La espirulina favorece la rehabilitación nutrimental de forma más efectiva que la simple adición de proteínas y energía en la dieta de los niños (Simpore, Kabore, Zongo 2006).

Por otro lado, un 60% de la espirulina es proteína de alta calidad debido a su fácil digestibilidad y a la presencia de más del noventa y cinco por ciento de los aminoácidos. Además, en los cultivos acuáticos en los que crece la microalga, ésta es capaz de absorber la mayor cantidad de micronutrimentos. Así que es un alimento rico en minerales como el calcio, el fósforo, el magnesio, el hierro y el potasio. Es la fuente natural más rica en tocoferoles (vitamina E), contiene veinte veces más betacaroteno (precursor de vitamina A) que la zanahoria y es fuente importante de todas las vitaminas del complejo B (Fox, 1996).

espirulina

La naturaleza ha privilegiado a esta alga verde-azul con hidratos de carbono complejos los cuales no desgastan al páncreas y aumentan la calidad de vida del paciente diabético. Aparte de la leche materna es el único alimento natural rico en ácido gamalinolénico, sustancia que presenta propiedades antioxidantes (1996).

Por último, pero no menos importante, estudios recientes demuestran que la espirulina es el alimento natural con mayor actividad antioxidante. Esto se debe a su gran concentración de tocoferoles y betacaroteno, pero principalmente a su contenido de un pigmento azul llamado ficocianina que atrapa a más del noventa por ciento de las especies reactivas que producen estrés oxidativo en nuestras células. La biodisponibilidad de los nutrimentos provenientes de alimentos naturales, actualmente se compara con la de los suplementos alimenticios que producen muchos laboratorios en el mundo. Las vitaminas y minerales de los alimentos naturales, como la espirulina, están enlazados a complejos de proteínas, hidratos de carbono y lípidos. El organismo humano reconoce estos complejos de nutrimentos como provenientes de alimentos, lo que favorece su asimilación (Rashmi, Usha 1998). Por el contrario, la mayor parte de los complementos, son combinaciones sintéticas de vitaminas y minerales aislados según las normas de las farmacopeas. Suelen formularse con el fin de poder afirmar, que en teoría, aportan un alto porcentaje de los requerimientos nutrimentales de la dieta diaria recomendada. Pero tales vitaminas y minerales, en muchas ocasiones se encuentran en forma de sales y pueden tener una estructura química totalmente distinta a la hallada en los alimentos, lo que trae complicaciones en su asimilación.

Los agentes quelantes de los alimentos naturales, que facilitan la absorción, normalmente faltan en los preparados de laboratorio y abundan en alimentos como la espirulina.

Los preparados sintéticos suelen ignorar los efectos antagonistas y sinérgicos que afectan a la absorción y las reacciones metabólicas, propios de las vitaminas y minerales.

Lo más adecuado es que los nutrimentos procedan de fuentes naturales, porque el organismo está preparado para absorberlos mejor de tales fuentes.

Gallery image
Gallery image
Gallery image


Modo de Empleo y Recetarios para Potenciar el Consumo de Espirulina


espirulina

La espirulina puede ser consumida por personas de cualquier edad, sin distinción de sexo ni actividad. Es recomendable para bebés desde el momento que termina la lactancia, mujeres embarazadas, niños y jóvenes, deportistas y adultos mayores.

Se recomienda mezclar espirulina con alimentos frescos y naturales para enriquecer su valor nutrimental. Si al consumir espirulina la persona percibe un sabor demasiado fuerte, algunos productores, recomiendan seguir los siguientes pasos y continuar con el consumo: En la primera semana consumir un tercio de la ración, en la segunda aumentar a dos tercios y así en la tercera semana consumir la ración completa. De esta manera las papilas gustativas se van acostumbrando poco a poco al nutritivo sabor de la espirulina.

espirulina

Raciones de Espirulina recomendadas:

Bebés:
La Espirulina es un alimento ideal para los bebés después de la lactancia. Se recomienda 1 gramo por día mezclado en sus papillas o jugos de frutas y verduras naturales.
Niños:
Se recomienda una ración de 2.5 a 5 gramos diarios para las niñas y los niños de 3 a 12 años.
Jóvenes y adultos:
Se recomienda una ración de 5 a 10 gramos diarios
Adultos mayores:
Se recomienda una ración de 5 gramos diarios.
La Espirulina puede ser consumida de diferentes maneras:
Polvo fino:
Agregue una cucharada (5g) por cada porción personal y mezcle con jugos de frutas, bebidas con yogurt, licuados energéticos, pastas, salsas, aderezos, sopas o cereales. Mezcle bien de preferencia con licuadora o vaso mezclador. Consuma por lo menos 1 cucharada (5g) al día.
Visita nuestra sección de recetarios.
Pastillas masticables:
Tome o chupe 10 pastillas (5g) diarias antes de los alimentos distribuidas así: (4-3-3).

espirulina
espirulina
espirulina
Recetario General:
Recetario
Gallery image
Gallery image
Gallery image
Gallery image
Gallery image
Gallery image

Jugos y extractos (Puros)

Jugo de Cantidad Espirulina Preparación
Naranja 1 vaso 1 medida
Agregue al jugo espirulina y bátalo hasta deshacer los grumos.
Toronja 1 vaso 1 medida

Extractos

Extracto de Cantidad Espirulina Preparación
Zanahoria 1 vaso 1 medida
Agregue al extracto espirulina y bátalo hasta deshacer los grumos.
Manzana 1 vaso 1 medida
Mango 1 vaso 1 medida
espirulina

Frutas ácida diluidas en agua

Fruta Porción Agua Miel Espirulina Preparación Cantidad final
Naranja 3 naranjas en jugo 1/2 vasos 1 cucharada 3 medidas
1.- Debe homogenizar el agua y la miel en baja velocidad de licuado.
2.- Se agrega la porción de fruta aumentando la velocidad de licuado.
3.- Se agregan finalmente las medidas de espirulina
3 porciones
Guayaba 3 guayabas ó
1 vaso de guayabas picadas
2 vasos 2 cucharadas 2 medidas 3 porciones
Fresa 6 ó 7 (frutillas) ó 1 vaso de fresa 2 vasos 2 cucharadas 3 medidas 3 porciones
Piña 1 vaso de piña hecha cuadritos. 2 vasos 2 cucharadas 3 medidas 3 porciones
Chabacano 1 vaso 2 vasos 2 cucharadas 3 medidas 3 porciones
Durazno 1 vaso de duraznos picados. 2 vasos 2 cucharadas 3 medidas 3 porciones

Frutas dulces (Diluidos) en agua

Fruta Porción Agua Miel Espirulina Preparación Cantidad final
Plátano 2 Plátanos 1 vaso 2 cucharadas 2 medidas
1.- Debe homogenizar el agua y la miel en baja velocidad de licuado.

2.- Se agrega la porción de fruta aumentando la velocidad de licuado.

3.- Se agregan finalmente las medidas de espirulina.
2 porciones
Papaya ½ vaso picada 1 vaso 1 cucharadas 2 medidas 2 porciones
Melón 1 vaso picado 1 vaso 1 cucharadas 2 medidas 2 porciones
Mango 1 vaso de pulpa 1 vaso 1 cucharada
(opcional)
2 medidas 2 porciones
Chirimoya 2 porciones

Licuados con yogurt de frutas ácidas

Fruta Porción Agua Yogurt Miel Espirulina Preparación Cantidad final
Naranja 1 vaso de jugo 1/2 vaso 1/2 vaso 2 cucharadas 2 medidas 1. Homogenizar el agua y la miel en baja velocidad.
2. Agregar yogurt y elevar la velocidad de licuado.
3. Agregar la fruta.
4. Se agregan finalmente las medidas de espirulina.
3 porciones
Guayaba 1 vaso
picada
1 vaso 1/2 vaso 2 cucharadas 2 medidas 3 porciones
Fresa 1 vaso 1 vaso 1/2 vaso 2 cucharadas 2 medidas 2 porciones
Piña 1 vaso de piña hecha cuadritos 1 vaso 1/2 vaso 2 cucharadas 2 medidas 3 porciones
Chabacano 1 vaso en mitades 1 vaso 1 vaso 2 cucharadas 3 medidas 3 porciones
Durazno 1 vaso de duraznos picados 1 vaso 1 vaso 2 cucharadas 3 medidas 3 porciones

Licuados con yogurt de frutas dulces

Fruta Porción Agua Yogurt Miel Espirulina Preparación Cantidad final
Plátano 2 Plátanos 1/2 vaso 1/2 vaso 2 cucharadas 2 medidas 1. Homogenizar el agua y la miel en baja velocidad.

2. Agregar yogurt y elevar la velocidad de licuado. 3. Agregar la fruta.

4. Se agregan finalmente las medidas de espirulina.
2 porciones
Papaya ½ vaso picada 1/2 vaso 1/2 vaso 1 cucharada 2 medidas 2 porciones
Melón 1 vaso picado 1/2 vaso 1/2 vaso 1 cucharada 2 medidas 2 porciones
Mango 1 vaso picado 1/2 vaso 1/2 vaso 1 cucharada (opcional) 2 medidas 2 porciones
Chirimoya 1 vaso picado 1 vaso 1 vaso 1 cucharada 2 medidas 2 porciones

(Jugos) Leche y frutas dulces

Fruta Porción Leche Miel Espirulina Preparación Cantidad final
Plátano 2 plátanos 1 vaso 2 cucharadas 2 medidas
1.- Debe homogenizar la leche y la miel en baja velocidad de licuado.

2.- Se agrega la porción de fruta aumentando la velocidad de licuado.

3.- Se agregan finalmente las medidas de espirulina.
2 porciones
Papaya ½ vaso picada 1 vaso 1 cucharada 2 medidas 2 porciones
Melón 1 vaso picado 1 vaso 1 cucharada 2 medidas 2 porciones
Mango 1 vaso de pulpa 1 vaso 1 cucharada (opcional) 2 medidas 2 porciones
Chirimoya 1 vaso picado 2 vasos 1 cucharada
(opcional)
2 medidas 2 porciones
Manzana 1 vaso 2 vasos 1 cucharada (opcional) 2 medidas 2 porciones
Guayaba 1vaso 1 vaso 1 cucharada (opcional) 2 medidas 2 porciones
Gallery image
Gallery image
Gallery image
Gallery image
Gallery image
Gallery image

Los más nutritivos

Zanayapio Germinados Naranjada
1 vaso de jugo de zanahoria (240 ML.)
1 rama de apio
2 medidas de espirulina (2 porciones)

Licúe el jugo de zanahoria, agregue el apio muy bien picado, finalmente agregue la espirulina cuele si es necesario.
1/2 taza de germinado de alfalfa u otros cereales
3/4 de vaso de agua (180ML)
pizca de sal al gusto
2 medidas de espirulina
(2 porciones)

Licúe el germinado con el agua, agregue la pizca de sal finalmente agregue la espirulina.
1/4 de vaso de jugo de naranja (60 ML.)
1/2 cucharada de levadura de cerveza
1/2 taza de agua (120 ML.).
1 cucharada de espirulina
miel al gusto

Licúe con el agua, agregue la miel, la levadura de cerveza y el jugo de naranja en ese orden, al final agregue la espirulina.

Solspifrut Manzanada Avena nutritiva
2 medidas de espirulina (2 porciones)
1 manzana con ó sin cáscara
1 plátano
2 kiwis
150 ML. de yogurt (un vaso chico)
miel ó azúcar al gusto
1 vaso de agua fría (240 ML.)

Hidrate la espirulina en poca agua revolviendo continuamente, al cabo de 10 min., obtendrá una pasta color verde oscuro. Péle las frutas y píquelas colóquelas en una jarra, agregue la miel o azucar, el yogurt, el vaso de agua y licúe. Agregue finalmente la espirulina previamente hidratada y licúe.
2 manzanas (medianas).
1 vaso de agua (240 ML.).
2 medidas de espirulina (2 porciones)
Miel al gusto

Corte las manzanas en cuadros, Licúe con el agua, agregue la miel y finalmente la espirulina.


Nota: Por el alto contenido de fibra, tendrá mejores evacuaciones y se sentirá satisfecho.
Para enriquecer el licuado puede agregar: Salvado (cucharada) Germen de trigo (cucharada)
1/2 taza de avena (cocida, cruda ó remojada según el gusto)
miel al gusto
2 manzanas chicas
2 cucharadas de pasitas
2 medidas de espirulina (2 porciones)
1/2 taza de agua (120 ML.) ó la necesaria.

Licúe la avena y el agua, agregue la miel, enseguida agregue las manzanas (picadas en cuadros), las pasitas para finalmente agregar la espirulina.

Licuados con yogurt de frutas dulces

Receta china Para valientes Cerveza vegetariana Cerveza vegetariana energetizante
2 ó 3 cucharadas de avena
1ó 2 sobres de ginseng
miel al gusto
2 medidas de espirulina (2 porciones)
1 vaso de agua (240 ML.).
Licúe la avena y el agua, agregue el sobre de ginseng y la miel.
Finalmente agregue la espirulina.
3 ó 4 cucharadas de avena hervida de preferencia (ó amaranto)
1 cucharada de levadura de cerveza
miel al gusto para quitar el amargo de la levadura.
2 medidas de espirulina (2 porciones)
agua, la necesaria.
Licúe la avena y el agua, agregue la miel y la levadura de cerveza para finalmente agregar la espirulina.
1 vaso de agua (240 ML.).
miel al gusto
1 cucharada de levadura de cerveza
2 medidas de espirulina (2 porciones)
Licúe la miel con el agua dejando que se homogenice perfectamente (20 ó 30 segundos aprox.).
Agregue la levadura de cerveza.
Finalmente agregue la espirulina, dejando que haga espuma.
1 vaso de agua (240 ML.).
miel al gusto
1 cucharada de levadura de cerveza
1/2 cucharadita de lecitina de soya granulada.
2 medidas de espirulina (2 porciones)
Licúe el agua y la miel, agregue la levadura de cerveza, la lectina de soya y la espirulina en ese orden.
Nota: Esta bebida es muy refrescante.


En la Salud


“La naturaleza misma es el mejor médico. La naturaleza cura mientras que el médico únicamente asiste.”
espirulina

Desde tiempos precolombinos se tienen referencias de los usos y costumbres en torno al consumo de alga Espirulina como alimento para seres humanos, por parte de las culturas mesoamericanas que habitaron en la Cuenca de México, quienes le llamaban tecuitlatl. Con la llegada de los españoles, el consumo de este alimento disminuyó, pero siempre se mantuvo por parte de las comunidades cercanas al Lago de Texcoco. Al igual que otros alimentos ancestrales de México, como el maíz, el frijol y el amaranto, para obtener alga Espirulina únicamente se necesita cultivarla y cosecharla, con lo que está lista y apta para el consumo humano.

Recomendamos usar la Espirulina como un alimento; no es un suplemento y tampoco es un medicamento. Por lo que el consumo de Espirulina es responsabilidad de quien lo recomienda y de quien lo usa.

Intención de uso recomendada para la Espirulina:

espirulina

La intención de uso de la espirulina, como la de otros alimentos, es proporcionar al organismo elementos para su nutrición. De esta manera los mexicanos podrán integrar en su dieta el Alga Espirulina como un alimento más, siendo que la Espirulina es un alimento con usos ancestrales como el maíz, el frijol o el amaranto. Vale la pena aclarar que no entra dentro de su intención de uso el incrementar la ingesta dietética total, ni complementarla o suplir alguno de sus componentes, ni el bajar de peso, ni el combatir el sobrepeso, ni el curar, prevenir o tratar cualquier enfermedad. Por lo tanto, la intención de uso es únicamente que el alga Espirulina sea un alimento más de los que integran la dieta de los mexicanos.

espirulina

La Espirulina no debe ser usada para prevenir o tratar enfermedades. En el caso en que usted o algún ser querido padezcan alguna enfermedad es importante que consulte a su médico.

Opiniones de los expertos en diversas áreas de la salud:

  1. Historia, nutrición, salud y ecología para generar estrategias de comunicación sobre la espirulina
  2. Monografía de la espirulina
  3. Recetas saludables.
  4. Tabla nutrimental de laespirulina
  5. Tabla nutrimental de la espirulina USDA
  6. Perfil antioxidante de la Espirulina.
  7. Propiedades terapéuticas de espirulina según el Dr. Germán Chamorro, IPN
  8. Seguridad de la espirulina como alimento, Chamorro - Bourges
  9. Toxicidad cero de la espirulina
  10. Regulación del Sistema Inmunológico.
  11. Inmunomodulación de espirulina
  12. Inmunodeficiencias y espirulina
  13. Deporte, rendimiento físico y Espirulina.
  14. Propiedades antivirales.
  15. Desnutrición y malnutrición.
  16. Diabetes, obesidad y espirulina, UNAM
  17. Higado y espirulina, UNAM
  18. Embarazo, lactancia y espirulina
  19. Anemia y Espirulina.
  20. Ficocianina, alma de la Espirulina.
  21. Aminoácidos de alimentos mexicanos
  22. Usos de la espirulina, IPN
  23. Análisis bioquímico de la espirulina, INCMNSZ
  24. FAO y espirulina
  25. Espirulina alimento comestible para humanos
  26. Historia de la espirulina, tecuitlatl
  27. Principios alimentarios saludables y espirulina SSH, UNAM


Ecología, Medio Ambiente y Espirulina


“La naturaleza es esta fuerza fatal que dirige todo lo que se puede percibir, desde la brizna de hierba hasta el Sol, es la misteriosa potencia contra la que el hombre esta en lucha continuamente” (Raynaud, 1971, p. 602).

La importancia de la alimentación ecológica ante la situación climática y demográfica que vive nuestro planeta.

espirulina

El deseo de una parte de la sociedad de vivir en armonía con la naturaleza, en lugar de degradarla, transformó el concepto, en un principio algo esotérico de la ecología, en una palabra familiar y estimuló un gran interés por esta rama de la biología. El término ecología deriva de las palabras griegas oikos (casa o morada) y logos (estudio o tratado). Así, la ecología es el estudio del hogar, o, según su definición contemporánea, la ciencia que explora las interrelaciones entre los organismos y su ambiente vivo (biótico) y no vivo (abiótico). El naturalista alemán Ernst Haeckel fue el primero que, en 1866, definió y utilizó en este sentido el término ecología (Ricklefs, 1996).

Toda la humanidad vive en un mismo planeta: la Tierra. Los seres humanos formamos parte de ella, por lo tanto, cualquier cosa que le ocurra a ella, repercutirá sobre nosotros. No hay nada de extraño cuando se compara la Tierra a un Ser viviente; la cuestión de la forma no tiene importancia, porque es el hombre el que adolece de una deformación de espíritu, la cual le hace ver a todo ser viviente a su imagen (Raynaud, 1971).

espirulina

La ecología y el impacto de la actividad humana en el planeta han alcanzado una enorme trascendencia en los últimos años. El creciente interés del hombre por el ambiente en el que vive se debe fundamentalmente a la toma de consciencia sobre los problemas que afectan al planeta y exigen una pronta solución. Los seres vivos están en permanente contacto entre sí y con el ambiente físico en el que viven. Ni los problemas que trata la ecología son nuevos ni la ecología es sólo una moda pasajera. Conviene analizar algunos puntos importantes, los cuales tienen que ver con los efectos de la alimentación en la ecología:

  • Producir un sólo kilo de carne supone utilizar una extensión de terreno que, empleada en la obtención de vegetales, produciría muchísimo más alimento y de una calidad superior. Enormes extensiones del Amazonas son expoliadas diariamente en favor de la ganadería para el consumo humano.
  • Producir ese mismo kilo de carne implica el gasto de cientos de litros de agua, en un momento en el cual el agua supone uno de los bienes más preciados, dada la escasez cada vez más frecuente del líquido elemento.
  • Casi un 40% de la cosecha mundial de cereales se destina a la alimentación de animales.
  • “Para producir un kilo de carne se necesitan siete kilos de granos” (Fernández-Rañada, 2003, p. 137).
  • “Setecientos millones de seres humanos están seriamente subalimentados. Muchos más si usamos como vara de medir el estilo de vida occidental” (2003, p.135).
  • Diez personas podrían ser alimentadas con el cereal que alimenta a una vaca.
  • Los alimentos convencionales destruyen el ecosistema del planeta, contaminación por pesticidas, herbicidas y toxinas es una realidad que vivimos día a día.
espirulina

Los puntos anteriores invitan a reflexionar acerca de que la alimentación vegetariana además de ser importante para la salud, representa una de las formas más apropiadas para cuidar el planeta y prevenir el calentamiento global debido al efecto de los gases de invernadero. Según un reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el sector ganadero genera más gases de efecto invernadero –el 18 por ciento, medidos en su equivalente en dióxido de carbono (CO2)- que el sector del transporte. También es una de las principales causas de la degradación del suelo y de los recursos hídricos (FAO, 2006).

Somos parte de la Naturaleza. La Naturaleza nos provee de los requerimientos materiales para la vida, absorbe nuestros deshechos y nos da servicios para nuestro sustento como la estabilización climática, todo lo cual hace que la Tierra sea habitable para el hombre (Wackernagel, Rees 2001).

En los siguientes apartados del presente capítulo se presenta la importancia de la espirulina en el cuidado del medio ambiente.

Características ecológicas de la Espirulina.

Generalmente los microorganismos no pueden tolerar valores extremos de pH. En condiciones muy alcalinas o ácidas se hidrolizan ciertos componentes microbianos o se desnaturalizan algunas enzimas. Sin embargo, hay bacterias alcalífilas (también llamadas alcalófilas) que toleran, o incluso necesitan, condiciones extremas de pH para su crecimiento (Atlas, Bartha 2002). La espirulina es una auténtica alcalófila que tolera pH alcalinos . Esta capacidad de la espirulina de reproducirse en situaciones extremas la convierte en uno de los alimentos que menos recursos requiere para su producción. Crece en lagos salobres, con lo que no compite con otras fuentes de alimento ni las desplaza. De hecho, convierte en recurso una limitación. “Es a prueba de sequías, ya que no depende de las lluvias, y permanece estable hasta una año después de secarla” (Ortiz de Montellano, 2003, p. 132), de manera que se la puede cosechar y preparar cuando es abundante y almacenarla para las épocas de escasez (Atlas et al., 2002).

Como se mencionó en los capítulos anteriores, la espirulina es uno de los alimentos más antiguos, más nutritivos y más saludables de la Tierra, al que además se le atribuyen las siguientes características ecológicas:

espirulina
  • Con 60% más proteína que cualquier alimento convencional la espirulina da 20 veces más proteína por acre que los frijoles de soya y 200 veces más que la carne.
  • La espirulina utiliza de cien a cuatrocientos veces menos agua que cualquier fuente de proteína convencional.
  • El agua utilizada no necesariamente debe ser potable, es salobre y además es reciclada y utilizada nuevamente para producir más espirulina.
  • La espirulina está considerada como una de las microalgas con mayor capacidad de producción de oxígeno (Earthrise, 2009). En este sentido es más eficiente que los árboles ya que compone 6.3 toneladas por hectárea por año, produciendo 16 toneladas de oxigeno .
  • Los cultivos de espirulina, además de ser altamente rendidores (se cultivan y se cosechan durante las cuatro estaciones del año) ahorran importantes cantidades de terreno y de agua, tal como se puede observar en las tablas 7 y 8.

Tabla 7: Área de tierra necesaria para producir un kilo de proteína (Henrikson, 1994).

Tipo de alimento Metros cuadrados Calidad del suelo
Espirulina 0,6 No fértil
Soya y maíz 16 a 22 Fértil
Carne de vacuno 190 Fértil

Tabla 8: Agua necesaria para producir un kilo de proteína (1994).

Tipo de alimento Litros Calidad del agua
Espirulina 2,100 Salobre
Soya y maíz 9,000 a 12,000 Potable y fresca
Carne de vacuno 105,000 Potable y fresca

Resulta importante mencionar que el testimonio de Motolinía y Hernández acerca de la abundancia de la espirulina en la época prehispánica es verosímil, ya que, como se mencionó en el capítulo I, el rendimiento potencial de las algas es dos veces mayor que el de cualquier planta terrestre. Como se puede observar en la tabla 9 los estudios demuestran que la espirulina, en condiciones óptimas, puede dar hasta 20g/m2 de peso seco, por día, de producto comestible ( Ortiz de Montellano, 2003).


Tabla 9: Comparativos del rendimiento de algunos cultivos tradicionales con el de la espirulina.

Cosecha Peso seco(Redimiento: ton/ha anual) Proteína cruda
Trigo 4 0,5
Maíz 7 1
Soya 6 2,4
Espirulina 50 5

El simple hecho de cambiar nuestra cultura alimenticia y de consumo, el seleccionar nuestros alimentos y los productos que utilizan con un criterio ecológico, de salud, de armonía con la naturaleza, tiene repercusiones ambientales regionales y globales (Cerf, Esborronda 2007).

La espirulina en la responsabilidad con el medio ambiente.

espirulina

Muchos de los cambios acelerados que experimentamos actualmente en el mundo, traen un mejoramiento aparente de la calidad de vida. No obstante, esos cambios van afectando progresivamente los sistemas ecológicos de soporte de la Tierra, lo que a largo plazo va a significar un deterioro considerable en la calidad de vida. “Desde cualquier escala o perspectiva con la que pretendamos observar la superficie de la Tierra, el deterioro del medio ambiente es alarmante” (Ricklefs, 1996, p. 5).

La ecología microbiana es la ciencia que examina específicamente las relaciones entre los microorganismos y sus ambientes biótico y abiótico. El desarrollo de la ecología microbiana representó un enfoque global a la calidad ambiental que reconocía la aportación de todos los organismos vivos, incluidos los microorganismos, al mantenimiento del equilibrio ecológico. La actual popularidad de la ecología microbiana y el rápido desarrollo de este campo del conocimiento reflejan el interés público por la ecología y el reconocimiento científico del papel esencial de los microorganismos en los ecosistemas (Atlas et al., 2002).

espirulina

La biomasa microbiana puede producirse no tan sólo como sustrato para la obtención de combustibles, sino que puede servir para el consumo humano y animal en forma de alimentos. La biomasa microbiana tiene un futuro prometedor como aditivo para alimentos, ya que normalmente contiene un gran porcentaje de proteínas de elevada calidad. La dieta humana de muchos países desarrollados o en vías de desarrollo se basa esencialmente en los cereales y es pobre en proteínas en general, y en ciertos aminoácidos en particular. “Algunos microorganismos, como la espirulina, pueden transformar en proteínas y con un gran rendimiento, materiales relativamente económicos como las melazas y residuos nitrogenados” (2002, p. 610).

Las algas y las cianobacterias presentan ventajas como potenciales fuentes de proteína unicelular ya que para su producción tan sólo se requieren sol y nutrimentos inorgánicos (Bennemann, Weisman, Oswald 1977). Responsables de más del 50% de la fotosíntesis del planeta, éstas son los más efectivos fijadores de bióxido de carbono del planeta, con rendimientos más de cinco veces superiores a los de los cultivos agrícolas más productivos. Además de formar uno de los grupos ecológicos más variados de la biosfera, dichos microorganismos utilizan el bióxido de carbono (gas de efecto invernadero) como fuente de carbono y lo convierten en carbono orgánico incorporándolo a su biomasa.

espirulina

Como resultante del proceso fotosintético las células de la espirulina y otras microalgas excretan productos diversos tales como polímeros de naturaleza orgánica. Una opción para el aprovechamiento tanto de la biomasa como de estos productos fotosintéticos, generados mediante la fijación de bióxido de carbono, es su reutilización como fuentes de energía, al tratarse de materiales combustibles con un alto valor energético. El aprovechamiento como bio-combustible de los productos fotosintéticos supone también un reciclaje de carbono, contribuyendo a la reducción del consumo de los combustibles fósiles (Andalucía Investiga, 2006).

Además, la tecnología resultante de esta investigación podría aplicarse en industrias con importantes emisiones de bióxido de carbono, tales como centrales térmicas, fábricas de cemento y ladrillos, industria cerámica y, eventualmente, a cualquier proceso que conlleve la combustión de combustibles fósiles, como carbón, petróleo y derivados o gas natural. Asimismo es importante mencionar la alternativa, en el futuro, del reverdecimiento de desiertos con algas microscópicas. En unos años será imposible repoblar con árboles de forma permanente extensiones grandes del planeta, si quienes viven en sus inmediaciones están obligados a talar los bosques para sobrevivir. Para que la repoblación forestal tenga éxito, será imprescindible producir alimentos nuevos. En las zonas donde los recursos naturales se están agotando, las microalgas pueden proporcionar a los pobladores oportunidades económicas con una utilización del suelo y agua considerablemente menor que la agricultura tradicional (Henrikson, 1994).

espirulina

El manejo de los recursos bióticos, en el sentido de propiciar una calidad razonable para el sustento de la vida humana, depende de principios ecológicos inteligentes, no precisamente enfocados a resolver o prevenir problemas ambientales, sino dirigidos a proporcionar la información adecuada que se requieren en la práctica y el pensamiento económico, político y social (Ricklefs, 1996).



Aspectos Importantes en la Comunicación de Espirulina


“Es la comunicación la que modifica la sociedad, así se trate de dos personas o de una comunidad, de un gran conjunto o de un pueblo, de una tribu o de una familia.” (Ferriz, 1994, p. 23)

Las siguientes características de la espirulina son especialmente importantes al diseñar una campaña de comunicación para dar a conocer las propiedades y los beneficios de la microalga:

Color, aroma y sabor de la espirulina.

espirulina

El producto es un polvo fino de color verde azulado obscuro e intenso, secado por atomización, la densidad media es de 0,5 g/cc y el tamaño de partícula varia entre 10 y 90 micrones. Su color verde azulado se debe a la concentración de pigmentos en la microalga. Contiene ficocianina (azul), carotenos (naranja) y clorofila (verde). La mezcla de estos tres pigmentos le da una tonalidad intensa a la espirulina, que domina el tono de cualquier alimento con el que se combine.

Su aroma proviene de la mezcla de aminoácidos que contienen azufre y nitrógeno con la cianocobalamina (vitamina B12). Esto le da un olor suigéneris que recuerda a vegetales marinos.

El sabor de la espirulina es neutro con un ligero matiz amargo-salado. Proviene de la alta concentración de sales presentes en el cultivo donde crece la microalga. Al ser cosechada la mayoría de las granjas productoras de espirulina la someten a un lavado especial con agua fresca. Al mezclarse con otros alimentos como jugos y licuados de frutas este sabor casi no se percibe.

Por otro lado, el alto contenido de ácidos grasos esenciales en la espirulina ocasiona que el polvo no se pueda mezclar tan fácilmente con líquidos. Se recomienda no utilizar cucharas para disolver el polvo, sino recurrir a los vasos agitadores o la licuadora, con lo que se obtiene una mezcla homogénea.

espirulina

Actualmente los seres humanos, influidos por la publicidad masiva de alimentos, estamos acostumbrados a excesos en el azúcar, la sal, el picante y los condimentos. En la industria de los alimentos predomina el uso de colorantes y saborizantes artificiales que se agregan para llamar la atención del consumidor. Esto nos ha convertido en esclavos de los sabores, las texturas y los colores de los alimentos. Sólo comemos lo que nos brinda placer momentáneo entre la lengua y el paladar, sin importarnos los efectos en nuestra salud.

La comunicación de la información anterior es indispensable. El conocimiento de las causas de las características de los alimentos nos ayuda a entender el porqué de la naturaleza de sus colores, aromas y sabores. El sabor agradable de un alimento es relativo y subjetivo y está relacionado con la cultura y con nuestros hábitos de alimentación. Nuestras papilas gustativas deben ser educadas para evitar las dependencias a estos factores en la alimentación diaria.

Si la comunicación toma en cuenta los puntos anteriores y además es clara y precisa, al permitir que el consumidor conozca las razones mencionadas anteriormente, va a ser más fácil popularizar el consumo de espirulina. Al comunicar la espirulina al público que no la conoce es importante destacar; en cuanto a su aroma, sabor y color; que huele a concentrado de nutrimentos, que sabe a lo que le pongas y que es del color del bosque más intenso.

espirulina
  • La elección de qué alimentos se deben consumir se basa principalmente en el placer que estos puedan producir en cuanto a su sabor, aroma y apariencia. Sin duda estas características son importantes en la alimentación. Sin embargo, las tres son características subjetivas y relativas que dependen de la cultura y de los usos y costumbres de la alimentación. Cualquier alimento, a pesar de su sabor, aroma y apariencia puede gustar o no. Esto no depende del alimento, sino de lo que se aprende y de la cultura. No es conveniente dejar que los alimentos sean los que decidan si los comemos o no. Más bien es el conocimiento que se tenga acerca del alimento el que debe regir en la decisión. En el caso de la espirulina si se sabe el porqué de sus características y los efectos de éstas en la salud humana; qué hay detrás de ese tono verde azulado intenso y de su aroma concentrado, entonces al consumirla se aprende a disfrutar de ella. Al ciudadano promedio le llama la atención únicamente lo que tenga colores y sabores que para él son atractivos. Por ejemplo, le atrae el sabor dulce o picante pero, no necesariamente sabe qué ingredientes se utilizaron en la industria para generar estas características y sus efectos en la salud. Para popularizar la espirulina se debe informar con detalle el porqué de sus características.
  • La publicidad desmedida de alimentos es la que rige los hábitos alimenticios de la población. Ésta se basa principalmente en atraer la atención del consumidor a través de empaques llamativos y una imagen diseñada para atrapar los sentidos. Se podría intentar la misma estrategia con la espirulina y tal vez se logren ventas atractivas. Sin embargo, la publicidad de la espirulina debe aprovechar, ante todo, la información acerca de sus propiedades: es altamente nutritiva, se han reportado múltiples beneficios para la salud, su cultivo y cosecha fomentan el cuidado de los recursos naturales y del medio ambiente; y además resulta interesante difundir el hecho de que ha sido consumida en el México antiguo. Por esto no se recomienda, para la espirulina, una campaña de anuncios de radio o televisión, sino más bien una campaña de divulgación a través de entrevistas, cápsulas informativas, reportajes y documentales. El resultado no va a ser el mismo. Las campañas de anuncios están hechas para tener respuestas a corto plazo y aumentar en forma rápida las ventas (se pone de moda el producto y las personas lo compan incluso sin saber por qué). Mientras que la publicidad a través de la información no está enfocada a aumentar las ventas, sino a brindar información y la respuesta que se obtiene se verá reflejada en un plazo más largo.

Es cierto que los dos puntos anteriores pueden servir para comunicar cualquier alimento. Sin embargo, resultan de especial trascendencia para la espirulina, por sus características y por la riqueza en información que se tiene de ella.

Lineamientos para aprovechar y resaltar las propiedades de la espirulina en su comunicación:

espirulina

a. Históricos

Es uno de los alimentos más antiguos de la Tierra.
Su presencia en la Tierra es anterior a la de cualquier vegetal o animal que conocemos.
Es un alimento ancestral de México que ha sido consumido especialmente por lo aztecas.
La dieta de los aztecas, enriquecida con espirulina y de acuerdo a las referencias de la época, era completa y balanceada.
Fue considerada como un alimento importante en la dieta de Mesoamérica. México fue el país que la dio a conocer al mundo.
La espirulina, aunque se usó en la antigüedad, es una nueva fuente de nutrición, cuyo uso va en aumento en el extenso y confuso campo de la alimentación que ha abierto la civilización industrial.

espirulina

b. Nutrimentales

Contiene una gran variedad de nutrimentos que va desde vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, aminoácidos, hidratos de carbono, ácidos nucleicos, antioxidantes, hasta diversos tipos de pigmentos y fito-químicos de valor significativo para la nutrición y la salud del ser humano.
No contiene azúcares refinados, grasas saturadas, ni colesterol.
Es una fuente rica en proteínas de alta digestibilidad, contiene altos niveles de las vitaminas del complejo B y es un alimento rico en mucopolisacáridos.
En la espirulina encontramos cerca del 95% de los nutrimentos considerados indispensables en la nutrición humana, lo que la convierte en un alimento ideal para el ser humano.
Para muchos gobiernos, es la llave para resolver la desnutrición y la malnutrición global que afecta al mundo.
La seguridad de la espirulina como alimento ha sido demostrada científicamente para consumo humano y animal en diversos estudios.
No sólo contiene cantidades importantes de proteína, lípidos e hidratos de carbono, sino que además estos macronutrimentos son de alta calidad para el ser humano: la proteína es completa por contener todos los aminoácidos indispensables y de fácil digestibilidad debido a que sus enlaces peptídicos forman cadenas cortas, sus grasas son principalmente mono y polinsaturadas y sus hidratos de carbono son complejos y de bajo índice glucémico .
Es considerada como la fuente natural más rica en tocoferoles, además contiene todo el complejo B y betacaroteno como precursor de vitamina A.
Contiene un surtido extenso de minerales y oligoelementos, como el calcio, magnesio, fósforo, potasio, sodio, hierro, zinc, selenio, molibdeno y cromo, entre otros.
Es el alimento natural con mayor capacidad antioxidante.
La espirulina es un alimento natural, concentrado, compacto y ligero.
Es el alimento natural más parecido, en cantidad y calidad de nutrimentos, a la leche materna.
La biodisponibilidad de los nutrimentos provenientes de alimentos naturales como la espirulina supera la de los suplementos alimenticios que producen los laboratorios en el mundo. El consumo frecuente de espirulina nos permite dejar de consumir la mayoría de los suplementos alimenticios. La naturaleza la privilegió con casi todos los nutrimentos

espirulina

c. Medioambientales

La capacidad de la espirulina de reproducirse en situaciones extremas la convierte en uno de los alimentos que menos recursos requiere para su producción.
Crece en lagos salobres, con lo que no compite con otras fuentes de alimento ni las desplaza. De hecho, convierte en recurso una limitación.
Es a prueba de sequías, ya que no depende de las lluvias, y permanece estable hasta una año después de secarla, de manera que se la puede cosechar y preparar cuando es abundante y almacenarla para las épocas de escasez.
La espirulina da 20 veces más proteína por acre que los frijoles de soya y 200 veces más que la carne.
Utiliza de 100 a 400 veces menos agua, en su cultivo y cosecha, que cualquier fuente de proteína convencional. Además el agua utilizada no necesariamente debe ser potable, es salobre y además es reciclada y utilizada nuevamente para producir más espirulina.
La espirulina está considerada como una de las microalgas con mayor capacidad de producción de oxígeno cuado se compara con otros vegetales.
Los cultivos de espirulina, además de ser altamente rendidores (se cultivan y se cosechan durante las cuatro estaciones del año) ahorran importantes cantidades de terreno y de agua.



En Breve


espirulina

Después de la llegada de los españoles a Mesoamérica, los usos y costumbres del consumo popular de espirulina se fueron perdiendo. Aunque la causa de su desuso permanece incierta, entre las razones principales se encuentran las siguientes:

  1. A pesar de que el tecuitlatl era un alimento agradable al paladar de los nativos del centro de México y que gustaba a la mayoría de los españoles que lo consumieron, estos últimos, por razones ajenas a la espirulina, desecaron los grandes lagos del valle de México para establecerse en los terrenos conquistados.
  2. La disminución notable en el consumo de la microalga puede deberse a que se dejó de cosechar de la superficie del lago de Texcoco. Con el paso del tiempo, las nuevas generaciones ya no la conocen.
  3. Permanece la hipótesis entre los pobladores del lago de Texcoco acerca de que el tecuitlatl era un alimento sagrado, del cual los guerreros obtenían ciertos poderes y una fuerza especial. Al cuestionarlos sobre el destino del tecuitlatl, durante la colonia, ellos hacen referencia a que los españoles lo fueron prohibiendo con el paso del tiempo para mantener el control.
  4. El crecimiento desordenado y acelerado de la zona metropolitana ha afectado seriamente la ecología de este ecosistema natural en el que la microalaga creció desde tiempos inmemoriales.
espirulina

La espirulina es un micro-organismo comestible, fotosintético, filamentoso, de forma espiralada y multicelular. Es la fuente de nutrición más completa y concentrada que existe en la naturaleza. Contiene un amplio espectro de nutrimentos profilácticos y terapéuticos que incluyen las vitaminas del complejo B, un amplio surtido de minerales, proteínas y ácido gama-linolénico; antioxidantes poderosos como el beta-caroteno, la vitamina E, y oligoelementos; y una cantidad importante de compuestos bio-activos inexplorados como la ficocianina.

Por su aparente habilidad para estimular la fisiología del cuerpo humano, la espirulina presenta propiedades terapéuticas, entre las que destacan la antioxidante, antimicrobiana, anticancerígena, antinflamatoria, antialergénica, hipoglicemiante e hipolipidémica. Asimismo el consumo de espirulina parece incrementar la micro flora intestinal. Actualmente existen muchas investigaciones reportadas en la literatura médica que analizan el potencial de la espirulina en la salud.

La espirulina es un ser vivo que también destaca por su responsabilidad con el cuidado del medio ambiente y la ecología, que va desde el ahorro en recursos, como el agua y la tierra, necesarios para producir un kilogramo de proteína de espirulina, hasta su capacidad para generar oxígeno a la atmósfera.

Existen muy pocas campañas de comunicación en medios masivos, como la radio, cuyo objetivo consista en promover las propiedades de alimentos naturales.

El color, el sabor y el aroma de la espirulina pueden ser cualidades que limiten su difusión. No obstante, si se divulga adecuadamente la información, estos limitantes se pueden convertir en grandes oportunidades tal como se expone en la propuesta de campaña contenida en el presente trabajo.

espirulina

La espirulina es un alimento natural con múltiples cualidades que, para ser difundido en medios masivos de comunicación, requiere de la perspectiva de diversas disciplinas como la nutrición, la medicina y la ecología; además de la historia, la filosofía, la sociología y la comunicación de la ciencia. Lo anterior con el objeto de que se de a conocer de manera integral y afecte positivamente en el bienestar de las personas que lo consuman.

Luego de realizar una revisión detallada de la historia de los hábitos de consumo de la espirulina en México y un estudio de sus propiedades nutrimentales, terapéuticas y ecológicas, se propone una campaña de comunicación para dar a conocer los beneficios de este alimento ancestral mexicano.

De esta forma la campaña aquí propuesta pretende ofrecer una perspectiva y una visión más amplia acerca de la importancia del consumo de la espirulina en la historia para mejorar la dieta, la salud y el cuidado de la ecología, lo que redundará en múltiples beneficios para la sociedad.